Marketing de contenidos Tarragona

“El marketing de contenidos es la mejor estrategia para llevar tráfico orgánico hacia tu web”

“Los contenidos deben ser interesantes, originales y enfocados al público potencial de tu proyecto”

Antes de entrar a hablar sobre estrategias y campañas de marketing de contenidos es muy importante definir qué es y por qué hoy en día se ha convertido en una de las principales estrategias de marketing digital en todo el mundo.

El marketing de contenidos es una herramienta de marketing digital que mediante la creación de contenidos consigue atraer tráfico a la página web y llamar la atención de clientes potenciales. El marketing de contenidos es una metodología que se enfoca en crear contenido valioso y de calidad. Una vez creado el contenido hay que distribuirlo a clientes actuales y potenciales a través de diversas plataformas como las redes sociales o la publicidad nativa para llegar a clientes, sean o no potenciales. La clave de esta distribución está en llegar a gente que no te conoce, aunque en lugar de llegar mediante la publicidad se llega a través del contenido. La gran diferencia con el contenido publicitario es que el marketing de contenidos es propiedad de la marca y el publicitario no. Es muy importante tener en cuenta que este contenido no debe ser promocional ni publicitario si lo que queremos es hacer marketing de contenidos.

¿Cómo se crea una estrategia de marketing de contenidos?

Con el fin de crear una estrategia de marketing de contenidos debemos partir de la idea de que estamos creando una estrategia, por lo tanto necesitamos definir:

  • A quién va dirigido (público objetivo)
  • Objetivos marcados
  • Acciones propuestas
  • Indicadores de medida

Definir el público objetivo

Si eres de los que trabajas habitualmente el marketing digital tendrás definido tu público objetivo y no tendrás que hacer nada más, pero si por el contrario aún no te has puesto a definir tu cliente tipo es el momento de hacerlo. Siempre que hablamos de estrategia de marketing es porque tenemos un objetivo que cumplir y este, de manera habitual, termina con una tercera persona realizando algún tipo de acción provocada por nuestra parte (clic, compra, compartición, like, …). Es relativamente sencillo definir qué queremos que hagan estas terceras personas pero no lo es tanto saber qué características deben tener estas personas para que la campaña sea lo más eficiente posible. Pongamos un ejemplo: somos una empresa que vende cubitos de hielo y queremos empezar una campaña de marketing digital para vender más. ¿A quién dirigimos la campaña? Lo ideal es disponer de un estudio de mercado que nos defina el hábito de uso de este producto pero si no lo tenemos tendremos que buscar esta información donde sea. ¿Quién consume más cubitos, en qué ambiente, qué època del año, en qué países,…? Seguro que en Suecia durante el mes de febrero encontraremos pocos clientes potenciales. En cambio en la Costa Dorada durante los meses de junio a septiembre seguro que el consumo de cubitos es muy elevado. Debemos conocer a quien le dirigimos la estrategia para que ésta provoque un retorno lo más elevado posible.

Definir los objetivos de las acciones de marketing de contenidos

Tan importante es conocer el objetivo final como la manera en que éste afecta la estrategia. Si lo que necesito son LEADS (datos personales de clientes potenciales) deberé crear formatos que permitan formularios de inscripción y no sólo texto plano. El objetivo final afecta de manera directa el proceso. Es vital para garantizar el éxito de una campaña de marketing digital que los objetivos marcados sean lo más concretos posible. Nunca definiremos un objetivo como “aumentar ventas” sino como “aumentar un 10% las ventas” o “aumentar un 5% las ventas del producto X”,… Hay que ser lo más preciso posible.

Definir las acciones de marketing de contenidos

Una vez conocemos dónde queremos llegar hay que trazar el camino para llegar a él. ¿Cuáles deben ser las acciones concretas de marketing de contenidos que me han de traer visitas a la web y que, a la vez, se convertirán en clientes? Como casi siempre necesitamos información, trabajar con datos que nos ayuden a definir las mejores acciones posibles. Hay diferentes maneras de tener información sobre los hábitos de los internautas: Google Trends es una de las más conocidas. Busca qué temas tienen mejor acogida y, por tanto, te pueden llevar el máximo número de visitas posible y crea contenido relacionado. Pero recuerda, no crees contenido publicitario, crea contenido con interés que ofrezca soluciones a quien las busque.

Uno de los puntos más importantes para crear contenido de calidad y que se posicione es la definición de las palabras clave y cuáles serán las plataformas de distribución de contenido.

Hay que tener en cuenta que a medio y largo plazo una buena estrategia de marketing de contenidos no tiene que depender de la amplificación o distribución del contenido. Esto significa que no tiene que depender de cuánta publicidad se invierta en un momento puntual sino que el éxito de una buena estrategia de marketing de contenidos radica en que las palabras clave utilizadas indexen en los motores de búsqueda y la página web comience a recibir tráfico orgánico, aquel por el que no hay que pagar. Es por este motivo que insistimos tanto que la calidad del contenido debe ser la premisa fundamental de cualquier estrategia de marketing de contenidos.

Medir el impacto de las acciones de marketing de contenidos

Dentro del marketing digital lo medimos absolutamente todo. Los datos son una parte fundamental de nuestro trabajo porque nos ayudan a saber si una campaña ha funcionado o no y cuál ha sido el impacto real. Necesitamos información para diseñar una campaña de marketing de contenidos y necesitamos información para saber el grado de consecución y si tenemos que modificar parámetros. Las herramientas las tenemos y algunas incluso son gratuitas: Google Analytics, Google Search Console, SEMRUSH,…  

¿Cuáles son los factores que determinan la calidad del contenido y cómo ayudan a mejorar el SEO de una web

No existen unos factores estándares que definan si un contenido es de calidad o no. Existen una serie de reglas SEO que ayudan a crear contenido posicionable (mínimo de palabras, títulos, metadescripciones, …) que más vale aplicar pero que no garantizan el éxito al 100%. Lo que seguro que funciona casi al 100% es el contenido de calidad, aquel que divierte o resuelve dudas a la gente. Este contenido se comparte mucho más.

A veces el azar nos puede impulsar una entrada de nuestro blog sin avisar. Lo importante si esto ocurre es haber hecho bien el trabajo antes y saber reaccionar. A nosotros, como agencia de marketing digital, nos ha pasado más de una vez que de repente una entrada en el blog de un cliente comienza a recibir muchas más visitas de lo habitual. En estos casos hay que actuar rápido y adaptar el texto a fin de repartir la autoridad de aquella entrada hacia otras que nos interesa subir. La última vez que nos pasó esto fue este verano cuando un futbolista bastante conocido se casó con una periodista también bastante famosa. El volumen de búsquedas que se generó alrededor del ramo de la novia nos salpicó y, por suerte, llegamos a tiempo para actuar y repartir autoridad, entre otras cosas. Hay una frase que se le atribuye a Pablo Picasso que dice que la inspiración llega cuando quiere pero que más vale que te agarre trabajando. En esto del marketing digital esto funciona así. Os aconsejamos que os descarguéis la APP de Google Analytics y al menos tres veces al día consulteis cómo van las visitas a la web no sea que se acaben de disparar y no te enteres hasta el lunes por la mañana.

Si consigues crear un contenido de calidad conseguirás, entre otros:

  • Aumentar el número de visitas a tu página web
  • Aumentar el tiempo de permanencia en la web
  • Un mayor número de páginas visitadas por sesión
  • Disminución de la tasa de rebote
  • Aumento del número de backlinks (enlaces externos hacia nuestra web)

Resulta que todos estos puntos son muy valorados por Google a la hora de posicionar páginas web y que, por tanto, a medio plazo te pueden ayudar muchísimo a captar tráfico orgánico hacia tu web.

El tiempo es fundamental en el marketing de contenidos y hace que mucha gente se pierda por el camino o ni lo empiece. No esperes resultados de manera inmediata porqué no llegarán. Hace falta paciencia y trabajo muy bien hecho para que lleguen los resultados. Ahora bien, una vez llegan prepárate porque cuesta mucho volver a bajar, sobre todo si se mantiene el trabajo bien hecho.