De los creadores de Nesquik o Colacao, pizza con piña o sin… llega la eterna batalla del mundo de la tecnología informática: Mac o PC? Cuál es mejor? En esta entrada de blog te explicamos, algunas diferencias, ventajas y desventajas de cada uno porque puedas compararlos y saber en qué basarte a la hora de comprar un ordenador Mac o PC.

Si bien es cierto que con los años la competencia entre los dos ha pasado más a ser una lucha de gustos y que los dos se han puesto las pilas por no quedarse atrás el uno del otro, todavía hay muchas cuestiones técnicas que diferencia los ordenadores PC de los Mac y que provoca grandes debates entre los usuarios:

Todo en uno

La diferencia principal entre ambos ordenadores es que los equipos Mac se componen tanto de hardware como de software de la misma compañía, cosa que no pasa con los PC. Apple se encarga tanto de la fabricación del ordenador como del software que lo acompaña, con lo cual evitan cualquier incompatibilidad y garantizan una integración más completa del sistema operativo y la máquina. En cambio, los PC tienen un maridaje muy diferente entre hardware y software, puesto que existen muchas compañías fabricantes de ordenadores PC. No tiene por qué ser una desventaja, pero es cierto que en algunos casos puede comportar errores e incompatibilidades.

Ahora bien, hay una ventaja que tienen los PC hacia los Mac en este sentido, y es que los PC tienen un abanico de software mucho más grande y menos limitado. Esto quiere decir que existe una diversidad más grande de programas creados para Windows que no para Mac. También el hecho de fabricarse hardware y software por separado hace que existan centenares de opciones en el mercado y que puedas encontrar la más adecuada y personalizada para ti. Apple en ese sentido te lo limita (o te lo pone más fácil): solo puedes escoger entre 6 modelos.

Experiencia de usuario

Los ordenadores Mac y los PC presentan muchas diferencias en cuanto a usabilidad y experiencia del usuario. Es posible que la diferencia venga del hecho que son ordenadores diseñados con enfoques diferentes.

Si bien los PC a menudo suelen ser escogidos por personas que buscan un uso de funciones informáticas básicas, de procesamiento de textos, de navegación o programación web, los ordenadores Mac acostumbran a ser los preferidos por aquellos profesionales del diseño i la edición de video.  Esto se percibe principalmente en el ecosistema y la interfaz. Los Mac ofrecen un diseño más estético, además de fácil de utilizar. Esto se aprecia en funciones como la de eliminar aplicaciones sencillamente enviándolas a la papelera o la compatibilidad con otros dispositivos sin necesidad de controladores.

También aparecen diferencias evidentes en aspectos más técnicos como la velocidad de procesador y memoria RAM, donde seguramente los ordenadores Mac pueden estar por debajo. Un PC ofrece la posibilidad de personalización de sus componentes y la opción de reforzar alguna de sus configuraciones, donde los Mac se quedan cojos. Esto no quiere decir que un PC ofrezca obligatoriamente mejores especificaciones que un Mac, pero sí que existen modelos de PC que superan técnicamente a los (pocos) modelos de Mac que hay al mercado.

Seguridad y tiempo de vida

El gran abanico de posibilidades de hardware y software que presentan los PC pueden comportar una desventaja: también hay una mayor cantidad de virus para Windows que para Mac. Esto implica que la seguridad en un ordenador Apple será más fácil de conseguir. Por otro lado, las continuas actualizaciones del sistema MacOS pueden ser un dolor de cabeza porque a menudo hay modelos que quedan obsoletos o pierden potencia, pero en general acostumbran a ser más resistentes y a perdurar más en el tiempo que un PC.

Qué dice el bolsillo?

Lógicamente, la cantidad de opciones que existe en ordenadores PC hace que los precios sean igual de variados y que por poco dinero puedas obtener un ordenador basta decente. Ahora bien, Apple te ofrece 6 modelos únicos, con precios bastante elevados, cosa que también puede ser una desventaja porque no ofrece opciones low cost. Sin embargo, en los ordenadores Mac su valor no se deprecia y puedes llegar a venderlo a buen precio años después de haberlo comprado.