dropshipping Reus

El dropshipping es un modelo de negocio que te permite vender productos online sin comprar-los por adelantado, fabricar-los, almacenar-los o enviar-los. Como que no te tienes que preocupar por el inventario, puedes empezar el negocio con la mínima inversión.

La pandemia provocada por la COVID-19 ha acelerado el proceso de transformación digital a la mayoría de países del mundo, incluyendo a las administraciones públicas, las empresas y los particulares. A pesar que el proceso de digitalización hace muchos años que está en marcha, estos últimos meses se ha acelerado de forma notable, dejando atrás aquellas organizaciones que no sean capaces de adaptarse a la nueva normalidad.

Y si hablamos de procesos de digitalización, el del comercio es uno de los sectores que más lo está viviendo (o sufriendo) los últimos tiempos. El comercio electrónico crece cada año de manera muy significativa y, durante los meses de confinamiento, ha crecido en cifras nunca vistas hasta ahora, del mismo modo que el marketing digital se ha erigido como esencial para el sobrevivir de las empresas. Es de sobra sabido que vender en entornos digitales es un paso que hay que hacer, como complemento de un espacio físico o bien como único canal de venta. Es en este punto donde surgen muchísimas dudas que queremos intentar resolver, paso a paso, intentando que la inversión a realizar sea la mínima posible.

10 pasos para crear una tienda online con dropshipping

 

1. Elige un nombre y un dominio para tu página

 

Esta es una de las partes más importantes de todo el proceso. La elección de un buen dominio es esencial en una tienda online.

Tanto el nombre como el dominio tienen que poderse recordar y escribir fácilmente, tienen que ser lo más cortos posible y a poder ser, descriptivos.

En el caso del dominio, si además contiene alguna de nuestras palabras clave, nos ayudará a posicionarnos en los buscadores por estos términos. Hay que priorizar que el dominio sea un .com, aunque cualquiera de los otros es igualmente válido. En Mirall digital evitamos, para tiendas electrónicas, el uso de dominios lingüísticos como lo .cat, .es,… a pesar de que en el caso de .cat, si solo se vende en Cataluña, es igualmente válido.

Los dominios acostumbran a costar entre 5 € y 30 € el año.

 

2. Elige un buen alojamiento por la web (hosting)

 

Es una decisión muy difícil de tomar, sobre todo por la complejidad técnica que supone. Hay precios y características por todos los gustos y colores, pero hay que tener mucho cuidado con los precios bajos que acaban saliendo muy caros. Tenemos que ser conscientes que la web es nuestra herramienta básica y no puede fallar nunca, puesto que sin web no podremos vender. Qué tenemos que tener en cuenta en la hora de contratar un alojamiento:

  • Capacidad el almacenamiento: es el espacio disponible que alojar todos los archivos de la web, los correos electrónicos,… Por un comercio electrónico recomendamos empezar con no menos de 10 Gb.
  • Transferencia de datos mensual: cantidad de información que podemos gestionar en un mes. Para resumirlo decimos que depen, en gran medida, del número de visitas que tengamos en la web. Además visitantes más transferencia de datos consumimos.
  • Certificado de seguridad SSL: sin este certificado instalado Google no nos posicionará la página
  • Tipo de hosting más habituales:  Hosting Compartido, Hosting VPS (Servidor privado virtual), Hosting en la nube (Cloud Hosting), Hosting CMS (WordPress, Prestashop,…), Hosting con servidor dedicado.
  • Si queremos hacer de la tienda electrónica nuestra fuente de ingresos tenemos que invertir en un buen hosting para asegurarnos que nada falle.Un presupuesto habitual tendría que ser entre 150 € y 250 € al año.

 

3. Qué quieres vender?

 

Algunos lo tendréis claro antes de empezar, pero otros saben que se quieren dedicar a la venta online pero sin tener claro qué productos vender. Como que en esta entrada nos hemos comprometido a trabajar con un presupuesto ajustado os hablaremos del DROPSHIPPING, la manera más económica de empezar a vender online. El dropshipping no es nada más que un método de envío y entrega de pedidos minoristas en el cual no es necesario que la tienda tenga los productos que vende al almacén. Cuando la tienda vende un producto, lo compra a un tercero y lo hace enviar directamente al cliente. Como resultado, el comerciante nunca ve o manipula el producto. Con el dropshipping no hay que invertir en stock, ni en almacén ni en logística, puesto que de todo esto se encarga un mayorista.

Os animamos a hacer una busca sobre mayoristas que trabajen con dropshipping y que sirvan en vuestra zona y valorar la opción que más os encaje y os sintáis más cómodos (moda, tecnología, complementos, hogar,…).

Un consejo importante: para diferenciarse de la competencia hacen falta tres cosas:

  • Construir una buena marca
  • Tener un gran servicio técnico (ser capaz de resolver todas las dudas ontime)
  • Realizar mucho marketing digital

 

4. Crea la marca y la tienda electrónica

 

Una vez tenemos el nombre ya podemos crear la marca (nombre, logo, colores corporativos, tipografías, tagline, mensaje,…). La marca es muy importante en la hora de poner en marcha una tienda electrónica.

Con la marca ya creada estamos en disposición de construir la tienda electrónica. Y como se hace esto? Existen multitud de posibilidades, todas con sus pros y sus contras, a pesar de que lo podríamos resumir en:

– Date de alta a la plataforma Shopify y crea tu tienda electrónica con muy poca inversión inicial y en muy poco tiempo.

– PROS: Poca inversión inicial
– CONTRAS: Poco control sobre la personalización de la tienda y dependencia total. Si te marchas lo pierdes todo.

– Utiliza uno CMS (gestor de contenidos) para crear la tienda. Los más conocidos son Woocommerce y Prestashop.

– PROS: Control total sobre tu tienda
– CONTRAS: Mayor inversión inicial y más dificultad técnica

En cualquiera de los casos, ponerse en manos de una agencia de marketing siempre es una buena idea y una garantía que el proyecto avanzará con garantías.

 

5. Personaliza tus productos

 

Muchos mayoristas proveen a las tiendas online de su catálogo de productos en formatos que pueden ser subidos a la tienda automáticamente, y así se pueden mostrar todos los productos en muy poco tiempo. No es mala idea para empezar, pero es básico personalizar todos los textos de la tienda.

A la larga los únicos productos que se posicionarán correctamente serán aquellos que hayas modificado, y los usuarios agradecerán no encontrar el mismo texto que verán en otras tiendas. Amplía la información con detalles del producto, fotos, métodos de uso,.. Y sobre todo, asesora los usuarios mucho mejor que tu competencia.

 

6. Configura los sistemas de pago

 

Como hemos decidido trabajar con dropshipping, todo el que tiene que ver con la logística nos lo podemos saltar e ir directamente a configurar los sistemas de pago. Todavía hay gente que no se fía de comprar por internet (no han tenido que configurar nunca uno TPV virtual, porque si lo hubieran hecho sabrían la cantidad de mecanismos que usan los bancos para proteger los pagos) y, por lo tanto, les tenemos que facilitar pagos alternativos a la tarjeta de crédito, sobre todo mediante transferencia bancaria. A nuestros clientes siempre los recomendamos trabajar con Paypal (público más joven), TPV virtual (mediana edad) y transferencia bancaria (público mayor).

 

7. Trabaja el marketing digital y el SEO

 

Cuando optamos por el dropshipping sabemos del cierto que cualquier otra página web puede tener exactamente los mismos productos que nosotros y al mismo precio. Además de la marca y del diseño de la web, tenemos una tercera estrategia  para diferenciarnos y captar más clientes: el marketing digital. Realiza campañas de ads en Google y redes sociales, crea campañas y descuentos, trabaja con microinfluencers, capta leads (contactos) y realiza email marketing y CREA CONTENIDO A DIARIO, tanto en redes sociales como en blog. El marketing de contenidos es la mejor herramienta de marketing digital que existe. Si lo haces bien mejorarás el posicionamento SEO de tu tienda electrónica, tendrás más visitas y venderás más.

 

8. No olvides los aspectos legales

 

Tanto si lo quieres hacer como trabajador autónomo como sociedad, hay una serie de trámites que se tienen que seguir y que son imprescindibles para poner en marcha un negocio así.